miércoles, 12 de enero de 2011

Estilo andrógino.



Una de mis estéticas favoritas es ésta.



El estilo andrógino siempre ha estado ahí, aunque si es verdad que en los últimos años ha cogido mucha más fuerza , y se ha implantado cada vez más en el vestir de nuestra sociedad. De ahí que encontremos quien luce un estilo plenamente andrógino, y aquellos que utilizan bazas de éste estilo para renovarse. Lo que llamaríamos con toque Andrógino.



-Pero para todos aquellos que no tengáis claro que significa la denominación de andrógino, o los que no sepáis que es, aclaremos conceptos:
"Androginia se define como la cualidad de las personas cuyos rasgos externos no son propios ni del sexo masculino ni femenino, entrando así en un término medio."



-En el diccionario visual de la moda definen el estilo andrógino como :
Características masculinas y femeninas combinadas en un estilo unificado, o bien falta de una identidad de género específico. Este estilo incluye prendas de confección formal, chaquetas militares, chalecos y camisas de vestir extragrandes. La androginia es un estilo de moda que pone en tela de juicio los conceptos de género más que de sexualidad.





No se trata ni de feminizar al hombre, ni de masculinizar a la mujer. Sino más bien encontrar ese punto de encuentro entre ambos sexos aniquilando así la identificación sexual y quedar en un punto medio. Conseguir una imagen plenamente andrógina es muy complicado, y hay que construirla con mucha inteligencia en la combinación de prendas, maquillaje y peluquería. Pues si parece un disfraz en lugar de un estilo carece plenamente de belleza.
En las pasarelas hemos visto muchísimos diseñadores trabajando con la revolución andrógina. Nombres como Giorgio Armani, Pierre Cardin y Helmnut Lang, entre otros. 







Lo que más suele impactar es el pelo muy corto y con volumen.
El estilo de ropa no tiene por qué ser demasiado masculino, se puede combinar con americanas, chaquetas oversize, camisas XXL, pantalones pitillo o mini faldas con leggins. Hay numerosas posibilidades.
En cuanto al maquillaje, parece que no hay pero sí. Sobre todo en los ojos. Casi efecto ahumado para dar protagonismo a la mirada. Con un buen rimel y un eyeliner, efecto conseguido si no queremos marcar tanto la sombra negra. Se apuesta en cambio por una base de maquillaje y unos labios casi sin pintar. Nada de color a las mejillas en esta ocasión. Endurece un poco las facciones, sí, pero este look lo requiere.






Sobre todo, no pueden faltar las camisas a cuadros típicas de "leñador" en este estilo.



No es solo un estilo de moda o estética , sino también una forma de vida. Identificarse con este estilo, hace verse una personalidad fuerte y atrevida.
Estética relacionada también con los mods del Londres setentero, en el que la gente se burlaba diciendo que "no se distinguía al chico de la chica".

2 comentarios: